Simon Sinek: Los 4 grandes problemas de los “Millennials”

_____
Sergio Cuevas · 0 comentarios
Los millennials son todos aquellos jóvenes nacidos entre 1985 y 1995. Suelen ser caracterizados como una generación de malcriados que creció en una época de prosperidad económica y que se cree con derecho a heredar el mundo.

Simon Sinek es un consultor de marketing y escritor norteamericano que ha encabezado la defensa de la generación de los millennials o generación Y.

En este artículo os traigo el análisis que el autor hace de los cuatro principales problemas de estos jóvenes y cómo superarlos.

Sinek es una de las personas que mejor ha sabido entender a esta generación y aconseja a instituciones y empresas sobre cómo lidiar con estos nuevos empleados.

¿Cuáles son los problemas de los millennials?

Según Sinek, a los millennials se les acusa de ser personas “difíciles de manejar, narcisistas, egoístas, que no saben lo que quieren y perezosos, pero lo principal es que se creen con derecho a todo”.

Los millennials quieren trabajar en empresas con propósito. Empresas que deseen dejar una huella positiva en el mundo. Pero cuando lo consiguen, dice el autor, todavía no son felices.

Esto es así porque todavía están teniendo problemas en cuatro puntos principalmente:

  1. Educación
  2. Tecnología
  3. Impaciencia
  4. Entorno laboral

Vamos a ver a que se refiere Sinek con estos cuatro puntos:

1. Educación

“Los millennials fueron educados con la estrategia equivocada”. Se les dijo todo el tiempo que eran especiales. Que tendrían todo lo que quisieran en la vida por el mero hecho de quererlo.

Muchos recibieron méritos inmerecidos, porque los profesores no se querían enfrentar a los padres.

Muchos recibieron “medallas por participar”. ¡Por llegar los últimos! Esto hace que se sientan avergonzados porque han recibido algo que no merecían, y les hace sentir aún peor.

Cuando los millennials se gradúan y salen al mundo real se dan cuenta al instante de que no son especiales, de que sus padres no les pueden conseguir un ascenso, que no se obtiene nada por llegar el último y que no se tiene nada simplemente por quererlo.

Este choque de realidad daña el autoconcepto de los jóvenes. Así tenemos una generación con la autoestima más baja que las generaciones anteriores, y “no es culpa de ellos” según el autor.

2. Tecnología

La tecnología nos permite ponerle “filtros” a la vida. Puedo mostrarle al mundo en Instagram lo bonita que es la vida incluso cuando estás deprimido.

Cuando recibimos un mensaje de WhatsApp de alguien especial o un “Me gusta” en Facebook o Instagram nuestro cerebro genera dopamina.

La dopamina es la misma responsable de hacernos sentir placer cuando fumamos, bebemos o jugamos en el casino. Esto hace que la tecnología sea altamente adictiva, como lo son estas actividades.

¿Le darías alcohol sin restricciones a tus hijos para superar el estrés y las ansiedades de la adolescencia? Esto es lo que estamos haciendo con la tecnología según Sinek.

El gran problema reside en que aprender estas conexiones entre tecnología y alivio a tan prontas edades genera conexiones difíciles de superar en la madurez.

Según Sinek muchos de estos jóvenes crecerán sin saber formar relaciones personales profundas y con sentido, porque nunca lo practicaron y además no desarrollaron los mecanismos para enfrentarse al estrés.

Así ocurre que cuando tienen problemas no acuden a una persona, acuden a la tecnología y a las redes sociales.

Las investigaciones muestran que la gente que pasa más tiempo en Facebook tienen índices más altos de depresión que aquellos que pasan menos tiempo.

El problema no es la tecnología, sino el uso excesivo que se hace de ella. La adicción a la tecnología, como toda adicción, termina costándote tu tiempo, tu dinero y tus relaciones.

3. Impaciencia

Teniendo en cuenta cómo funciona la tecnología, no es de estrañar que los millennials hayan crecido con un acuciante sentimiento de impaciencia. Están acostumbrados a obtener recompensas inmediatas.

Nos estamos saltando muchos periodos de aprendizaje muy necesarios. Ahora, hasta para encontrar pareja lo puedes hacer de forma instantánea, deslizando un dedo por una pantalla.

Hoy en día todo se puede obtener al instante. Todo excepto satisfacción laboral y relaciones fuertes y sanas, ¡no existe ninguna app para esto! Estos dos requieren procesos lentos, incómodos, desordenados y estresantes.

Los millennials necesitan urgentemente cultivar la paciencia.

Las cosas que realmente importan, como el amor, la satisfacción con tu trabajo, el disfrute y amor por la vida, la confianza en uno mismo… todo esto requiere tiempo y constancia.

Algunas etapas pueden ser más sencillas, pero el viaje siempre es largo y difícil. Si no pides ayuda y desarrollas las habilidades necesarias, te caerás de la montaña.

El peor escenario ya lo estamos viendo. Aumentan los índices de suicidios entre jóvenes, de accidentes mortales causados por el consumo de drogas, de muertes por sobredosis, de depresión…

En el mejor de los casos tendrás a personas que irán por la vida sin encontrar nunca la felicidad. Nunca encontrarán un sentido profundo de satisfacción con la vida o con su trabajo.

4. Entorno laboral

Tenemos otro problema cuando esta fantástica generación, jóvenes magníficos, brillantes e idealistas llegan a empresas que se preocupan más por los números que por sus empleados.

Estos ambientes laborales no les ayudan a desarrollar su confianza en sí mismos. No les ayudan a desarrollar el sentimiento de trabajo en equipo. Tampoco a encontrar un equilibrio en el uso de la tecnología.

Estas empresas no les enseñan a los millennials que la satisfacción laboral, el “dejar huella” o la realización personal no es algo que se puede conseguir en un mes o en un año.

La peor parte, dice Sinek, es que estos jóvenes se culpan a sí mismos. Piensan que son ellos los que no pueden lidiar con la situación y que lo están haciendo todo mal.

Sinek culpa a las organizaciones. A la falta de un buen liderazgo en el mundo empresarial de hoy.

Tenemos que crear las condiciones óptimas en las organizaciones para que los millennials puedan desarrollar todas las habilidades que no han desarrollado por el camino.

Ellos a su vez tienen la responsabilidad de desarrollar su confianza, de cultivar la paciencia, desarrollar sus habilidades sociales y encontrar un equilibrio entre vida y tecnología.

Deja un comentario

Acerca de Sergio Cuevas

Hola, soy Sergio Cuevas. En este blog comparto contigo todo lo que voy aprendiendo sobre crecimiento personal y toma de conciencia. Espero poder serte útil en algún sentido.