Pablo Picasso: el secreto mejor guardado sobre la inspiración

_____
Sergio Cuevas · 0 comentarios
Todos los grandes artistas han conocido de primera mano el secreto de la inspiración. Desde Pablo Picasso a Thomas A. Edison, todos sabían por experiencia el verdadero origen de las musas.

Si eres de las personas que caminan errantes por la vida esperando a tener esa gran idea o a sentir el divino influjo de la inspiración, este artículo es para ti.

El origen del mito

La propia palabra inspiración ya nos habla de su origen místico. Como el aire que entra en los pulmones al inspirar, de la misma manera llegan las grandes ideas a la mente humana.

En la grecia más primitiva discutían Homero y Hesíodo sobre el origen de la inspiración. Ambos estaban de acuerdo en la importancia de los rituales y de las divinidades.

Para los griegos la inspiración hacía que el poeta o artista alcanzase un estado de éxtasis creativo gracias al influjo de los dioses.

Esta visión de origen místico sobre la inspiración artística es la que ha dominado la mayor parte de la historia conocida de la humanidad, con pequeñas excepciones y está muy relacionada con el concepto de talento.

También es la perspectiva que se ha impuesto en la sabiduría popular y que tanto daño está haciendo.

El fin de la magia

Lo que nos ocupa en este artículo es precisamente acabar con esta visión mágica de la inspiración como regalo de los dioses.

Esta perspectiva es la culpable de que muchas personas jamás se sienten delante de un lienzo en blanco, de un cuaderno, o de que esperen eternamente a tener la idea ganadora.

Sería difícil eliminar por completo la influencia mística en el tema de la inspiración, pero como vamos a ver, con la inspiración ocurre como con la lotería, si nunca compras un boleto, es muy improbable que puedas ganar.

La inspiración según Pablo Picasso

Picasso no necesita presentación. El icónico pintor malagueño ha dado la vuelta al mundo por su creatividad y originalidad.

El pintor concedió una serie de entrevistas a lo largo de treinta años al famoso fotógrafo húngaro Brassaï.

En esta serie de entrevistas publicadas en la obra Conversaciones con Picasso (1964), Picasso reveló el secreto de la fuente de su inspiración.

El malagueño, al que no se le puede negar haber encontrado la inspiración frecuentemente en su carrera, tenía una visión particular sobre la inspiración, compartida además con infinidad de personajes ilustres.

«La inspiración viene cuando te pones a trabajar. Para saber lo que vas a dibujar, tienes que empezar a dibujar»

En estas dos frases se puede resumir una idea tan sencilla pero a la vez tan potente.

Muchos la tacharán de simplista e insuficiente. Casualmente son los mismos que siguen esperando sentados a que las musas llamen a su puerta.

Otros personajes ilustres

La escritora Isabel Allende les daba el mismo consejo a todos los jóvenes escritores: «Ponte a escribir, ponte a escribir y ponte a escribir. Y al cabo de un rato aparecerá la musa».

El compositor ruso Tchaikovsky lo resumía perfectamente en una frase: «Un artista que se respeta a sí mismo no se cruza de brazos con el pretexto de que no se siente inspirado».

El dramaturgo y novelista americano Jack London decía: «No se puede esperar a la inspiración, hay que ir a buscarla».

De manera muy similar a Sigmund Freud, que lo exponía de esta manera: «Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro, a la mitad del camino».

El gran defensor de la libertad Antonio Escohotado lo pone de esta manera: «El móvil de crear no necesita estímulo químico, aunque lo aproveche en más de una ocasión. La inspiración viene trabajando, y al amparo también de grietas surgidas en la rutina psíquica».

O el cantante Joan Manuel Serrat: «Uno conoció mucho más el trabajo que la inspiración».

Para cerrar una lista que sería interminable tenemos a Thomas A. Edison, inventor de inventores, lo dejaba muy claro con su famosa frase:

«El genio es un 1% de inspiración, y un 99% de sudor»

Esta última podría ir perfectamente a todos aquellos que buscan la idea perfecta para emprender sus negocios. Dejen de buscar y pónganse a trabajar.

Es indudable que en la inspiración siempre existirá un componente místico e inexplicable. Pero escuchemos el consejo de estos y muchos otros artistas: la inspiración llega con el trabajo, y no antes de este.
Por | 2017-06-27T15:41:57+00:00 27 de Junio de 2017|Arte, Emprender, Escribir, Grecia, Inspiración, Metas, Miedo, Productividad, Talento|Sin comentarios

Deja un comentario

Acerca de Sergio Cuevas

Hola, soy Sergio Cuevas. En este blog comparto contigo todo lo que voy aprendiendo sobre crecimiento personal y toma de conciencia. Espero poder serte útil en algún sentido.