La crisis de los recién graduados. ¿Y ahora qué?

_____
Sergio Cuevas · 0 comentarios
Acabas de salir de la Universidad y te enfrentas a un panorama desolador. ¿Busco trabajo o sigo estudiando? ¿De verdad me gusta lo que hago? ¿Me tengo que pasar otros 70 años así?

Es impresionante el número de personas que tras terminar su carrera universitaria se ven a sí mismos al borde del abismo.

No sabes qué hacer, no sabes a dónde ir.

Y además el estrés va aumentando a medida que te das cuenta que has cerrado una época en tu vida y que la “sociedad” espera algo de ti.

Ya no consigues pararte a disfrutar de los pequeños momentos como lo hacías antes.

Sientes que tu vida se acelera y que empieza a perder sentido.

Con 18 años todavía no eras consciente de que estabas siguiendo un ciclo marcado por otros.

Un camino con señalización luminosa cuyo objetivo es que no te pares a pensar.

Cuando sales por primera vez a la calle con tu título, o quizá mucho antes, te das cuenta de que has llegado hasta aquí inconscientemente.

Que decidiste estudiar esa carrera porque era la mejor opción y cómo no, tú (y tus padres) querían lo mejor para ti.

Si perteneces a un porcentaje no desvelable, has acertado y te has preparado para ejercer tu vocación.

Nada más terminar ya sabes cual es el siguiente paso, y espero que no tengas que volver a leer este blog cuando termines.

Si perteneces a otro porcentaje no desvelable, te has dado cuenta ya de que no has elegido conscientemente.

Que no has decidido “libremente” qué hacer con tu vida, sino bajo la influencia de factores que con 18 años no alcanzas a descifrar.

Tomaste una decisión “que te marcaría el resto de tu vida” basándote en etiquetas. La etiqueta del prestigio, del buen sueldo, de la relativa poca exclavitud.

Y ahora que terminas te das cuenta que una etiqueta no te hace más feliz, aceptas la responsabilidad de tu decisión y te preguntas ¿y ahora qué?.

Por suerte lo que te marcará el resto de tu vida no es una etiqueta.

Si no te hace más feliz, te invito a que te desprendas de ella ahora mismo.

Lo que de verdad marcará el resto de tus días son otras cosas, como tu carácter o tu valentía. Éstos no admiten etiquetas.

Cuando te enfrentas al abismo de la duda miras atrás y sientes cansancio.

Los carteles en la carretera solo muestran dos salidas. Debes buscar trabajo o seguir estudiando. O ambos.

Si tienes suerte y aún resuenan tus tripas, ahora es tu oportunidad para salirte de la carretera y crear tu propio camino.

Olvídarte de las señales luminosas que te atraen y te incitan a seguir a la manada.

Es hora de ser un lobo solitario

Dentro de ti tienes el mejor GPS del mundo pero has aprendido a no fiarte de él y seguir a la manada.

Tu cuerpo te dice que tu camino no es convencional pero cada vez que intentas abandonar la carretera la manada ruge y te impide salir.

Las dudas te ayudan frenando tu marcha e invitándote a mirar hacia tu interior, pero la manada ruge de nuevo y te obligan a acelerar.

Sientes que vas muy deprisa, pero si te paras la manada te pasa por encima.

¿Te suena familiar?

Entonces es que todavía hay esperanza. Eres jóven e inconformista y no has caído en las garras de lo convencional.

Quieren que trabajes en algo que no te hace feliz, que te endeudes para saciar tus ansias materialistas y ello te oblige a trabajar más duro.

Quieren que no te pares a pensar por qué haces lo que haces, que no te quejes, que no le pidas más a la vida y que te conformes con la dulce exclavitud.

La salida es muy sencilla

La duda ha llegado a ti para sacarte de esta.

Parate. Respira.

Mira hacia tu interior y activa tu GPS interno.

A partir de ahora hazle siempre caso a sus indicaciones y no a lo que te dice la manada.

Tu cuerpo nunca se equivoca. Aprende a escucharlo.

Ahora es el mejor momento para empezar a hacer tu propio camino. Después es demasiado tarde.

El Mañana es incierto. El futuro no existe.

Por | 2017-05-09T18:03:09+00:00 27 de Julio de 2016|Estudios, Futuro, Universidad|Sin comentarios

Deja un comentario

Acerca de Sergio Cuevas

Hola, soy Sergio Cuevas. En este blog comparto contigo todo lo que voy aprendiendo sobre crecimiento personal y toma de conciencia. Espero poder serte útil en algún sentido.