El falso estudio de Harvard-Yale sobre escribir las metas

_____
Sergio Cuevas · 0 comentarios
Si tú también has escuchado acerca del famoso estudio de Harvard-Yale que defendía el poder de escribir las metas, aquí vas a descubrir la verdad.

La idea para este artículo la tuve hace dos semanas.

Andaba echando un vistazo a mi diario personal. Revisando mis acciones de meses atrás hasta que llegué a algo que me dejó con los ojos abiertos.

Hace aproximadamente un año estaba definiendo en mi diario las metas específicas que quería conseguir.

No las voy a comentar porque no son relevantes.

Lo más impactante fue que conforme iba leyendo lo que me propuse hacer al detalle hace un año, me iba dando cuenta de que ahora mismo estaba cumpliendo con casi todo al detalle.

¿Y lo verdaderamente impactante? Que había olvidado por completo esas metas. Al menos en el plano consciente.

Esto es lo que realmente me fascinó.

De alguna manera al escribir con detalle sobre mis metas las grabé en mi subconsciente. Como una orden directa a mi yo interno.

Casi un año después, habiendo olvidado por completo esas metas, las estaba cumpliendo al detalle.

Me puse a investigar al respecto y me topé con lo siguiente.

El famoso bulo de Harvard-Yale y el 3%

Todos hemos escuchado el “famoso” estudio de Harvard-Yale de 1979 – 1989.

Por desgracia se cita a menudo.

En este estudio nos cuentan que el 3% de estudiantes que había fijado sus metas por escrito durante la universidad, ganaba más que el resto de sus compañeros juntos pasados veinte años.

Pues bien, los resultados de este estudio son muy atractivos y se publicaron a lo largo y ancho del mundo durante años.

Pero este estudio nunca existió.

Es una invención que se hizo viral, como muchas otras.

Es una farsa. Sus supuestos resultados son plausibles y por ello se extendió como la pólvora. Incluso por círculos serios como escuelas de negocios.

Hay un estudio real sobre el tema

Por suerte, sí que hay un estudio real de la Universidad Dominicana de California que demuestra el poder de escribir nuestros objetivos.

La Dra. Gail Matthews, del Departamento de Psicología estaba interesada en el impacto de escribir nuestras metas, el compromiso con los resultados y el hecho de tener que dar explicaciones.

Su estudio fue bastante más modesto que el bulo de Harvard-Yale.

En este caso participaron 267 personas de una gran variedad de organizaciones y profesiones.

Ocupaban diferentes puestos de responsabilidad y estaban comprendidos entre los 23 y los 72 años de edad. Los sujetos provenían de 6 países diferentes (incluyendo EEUU, India y Japón).

El Estudio

El objetivo del estudio era ver qué ocurría con los objetivos de estas personas pasado un mes.

Dividieron a los participantes en cinco grupos y les asignaron diferentes tareas.

El Grupo 1 únicamente pensó sobre sus objetivos y los midió en dificultad, importancia, habilidades y recursos disponibles, motivación y compromiso con los objetivos y si habían intentado conseguirlos previamente y los resultados obtenidos.

En el Grupo 2, los participantes escribieron sus metas en una encuesta online y también las midieron en estas cinco dimensiones que hemos mencionado.

El Grupo 3 hizo lo mismo que el Grupo 2 pero además escribieron su compromiso con acciones concretas.

En el Grupo 4, hicieron lo mismo pero además enviaron todo esto a un amigo que le apoyaba.

El Grupo 5 además tenía que informar de su progreso cada semana a su amigo de confianza.

Escribir tus metas marca una enorme diferencia

Aquellos participantes que habían escrito sus metas (Grupos 2 al 5), consiguieron significativamente más que el grupo que solo pensó y midió sus metas (Grupo 1).

La puntuación del Grupo 1 en objetivos conseguidos fue 4,28 mientras que los Grupos 2 al 5 obtuvieron una media de 6,44.

Estos resultados confirman la leyenda urbana de que escribir los objetivos produce mejores resultados que solo pensarlos.

Además la Dra. Matthews encontró más resultados que apoyaban sus teorías.

El Grupo 5, que tenía que informar semanalmente a un amigo de su progreso obtuvo la mayor puntuación en consecución de objetivos, 7,6.

Una puntuación superior al Grupo 4 (6,41) que solo compartían los compromisos una vez con un amigo, y superior también al Grupo 3 (5,08) que no había compartido sus metas con nadie.

¿Qué es lo más efectivo para conseguir mis metas?

En primer lugar podemos concluir que escribir nuestras metas ya produce por sí solo mejores resultados que sólo pensar sobre ellas.

Si además nos comprometemos públicamente a conseguirlas aumenta significativamente la probabilidad de que las consigamos.

Esto es gracias al principio de consistencia. Evitamos parecer poco congruentes con nosotros mismos y menos aún con los demás.

El simple hecho de compartir nuestras metas una sola vez con nuestro público ya aumenta la probabilidad de conseguirlas.

Y si además compartimos nuestro progreso frecuentemente con alguien que está dispuesto a apoyarnos, a cambio nos mostramos más motivados para progresar y mostrarle buenos resultados.

Espero que esta información te resulte útil la próxima vez que te plantees conseguir un objetivo. Si es así, déjame tu comentario.

Por | 2017-05-09T17:57:11+00:00 28 de Febrero de 2017|Escribir, Metas, Psicología|Sin comentarios

Deja un comentario

Acerca de Sergio Cuevas

Hola, soy Sergio Cuevas. En este blog comparto contigo todo lo que voy aprendiendo sobre crecimiento personal y toma de conciencia. Espero poder serte útil en algún sentido.