El secreto de la felicidad según un estudio de Harvard

Sergio Cuevas · 6 comentarios

La eterna pregunta que cada vez más personas se hacen por necesidad, ¿cuál es realmente el secreto de la felicidad?

El ser humano se está convirtiendo en un ratón de laboratorio que corre de un lado a otro buscando su bolita de comida.

Se nos ha olvidado en lo que consiste la felicidad si alguna vez lo supimos, y hemos caído en la trampa de perseguir como locos cualquier señal externa que nos prometa ser un poco más felices.

¿Y si la felicidad fuese algo que no depende de nada artificial ni ajeno a nosotros?

Esto es precisamente lo que demuestra uno de los estudios más prestigiosos y longevos de la Universidad de Harvard.

Si quieres saber las revelaciones que descubrieron acerca de la felicidad, sigue leyendo.

Un estudio de más de 80 años de duración

En 1938, científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard iniciaron un estudio longitudinal con 268 participantes en el que estudiaron la salud física y mental de los mismos durante el resto de sus vidas para determinar qué aspectos llevaban a vivir una vida feliz y con salud.

Originalmente se estudiaron dos grupos. Estudiantes de la Universidad de Harvard, por lo general procedentes de familias muy ricas y acomodadas, y personas de los suburbios más humildes de la ciudad de Chicago.

El longevo estudio ha seguido de cerca la vida de los participantes y se han recogido cantidades ingentes de datos acerca de su salud física y mental. A penas 19 de los participantes originales siguen vivos, todos en torno a los 90 años.

Más tarde se incorporó al estudio la descendencia de los participantes originales, lo que añadió otras 1300 personas al estudio que ahora tienen entre 50 y 60 años y permitió estudiar cómo los primeros años de vida influyen sobre el transcurrir de la vida adulta.

Algunos participantes se convirtieron en exitosos hombres de negocios, médicos y abogados, y otros terminaron siendo alcohólicos o esquizofrénicos.

Los investigadores estudiaron la evolución de la salud de los participantes y todos los acontecimientos importantes de sus vidas, incluyendo sus éxitos y sus fracasos en el trabajo y en la vida familiar.

¿Cuál es entonces el secreto de la felicidad?

Cuando el director del estudio hoy en día encuesta a sus estudiantes millennials sobre lo que necesitan para ser felices la mayoría responden dinero y fama.

Este estudio sin embargo concluye que ni el dinero ni la fama conducen por sí solos a una vida sana, plena y mucho menos feliz.

Y si el dinero y la fama no parecen ser los desencadenantes de vidas plenas y felices, ¿entonces cuál es el secreto de la felicidad?

La respuesta del estudio es fulminante: tener relaciones humanas cercanas, saludables y constructivas.

Las relaciones cercanas e íntimas son las que más felicidad aportan a las personas, muy por encima del dinero y la fama.

el secreto de la felicidad

Además son buenas para la salud

Uno de los resultados más sorprendentes es que nuestras relaciones personales y lo felices que somos en ellas tienen una poderosa influencia en nuestra salud.

Cuidar nuestro cuerpo es importante, pero atender a nuestras relaciones es también una forma de cuidarse.

Esta es la mayor revelación según Robert Waldinger, el director del estudio.

Los resultados muestran que aquellas personas que mostraban mayores índices de satisfacción a sus 50 años eran los que mejor salud tenían a sus 80.

Los lazos estrechos protegen a las personas ante los golpes de la vida, les ayudan a postergar el deterioro físico y mental y son mejores predictores de vidas felices y largas que la clase social, el coeficiente intelectual o incluso que los genes.

Esto fue precisamente lo que quedó ampliamente demostrado por el estudio de la vida de estos participantes.

El análisis a fondo de todos los datos de la investigación, incluyendo vastas cantidades de registros médicos, entrevistas y cuestionarios, encontraron una fuerte correlación entre aquellas personas con vidas florecientes y sus buenas relaciones con la familia, amigos y comunidad.

Algunos datos incluso mostraron que el nivel de satisfacción con sus relaciones personales de personas de 50 años era un mejor predictor de salud física que sus niveles de colesterol.

Los investigadores también encontraron que la satisfacción marital tiene un efecto protector sobre la salud mental de las personas.

Aquellas que tenían matrimonios felices con 80 años informaban de haber sufrido menos dolor físico, y aquellos con matrimonios infelices informaban de más dolor físico y emocional.

La soledad mata

Así es como lo resume el director del estudio.

La soledad es tan perjudicial como el tabaco o el alcoholismo. Aquellas personas que mantienen relaciones cercanas con otras personas viven más tiempo y son más felices.

Además, según el estudio, aquellas personas que vivieron más tiempo y disfrutaron de mejor salud evitaron fumar y beber en exceso.

Los participantes que contaban con mayor apoyo social experimentaron también menos deterioro mental a la vejez.

En otro estudio reciente, se descubrió que las mujeres que experimentaban satisfacción y seguridad en sus relaciones estaban menos deprimidas y más felices dos años y medio después, y también su memoria funcionaba mejor, que aquellas mujeres con frecuentes conflictos matrimoniales.

Las buenas relaciones, dice Waldinger, no tienen porqué ser perfectas todo el tiempo.

Muchos de los participantes octogenarios tienen sus discusiones incluso a diario con sus parejas, pero sin embargo saben que siempre pueden contar con el otro cuando las cosas se ponen feas.

Nunca es demasiado tarde ni demasiado temprano para empezar a cuidar tu salud (y tus relaciones).

el secreto de la felicidad

El secreto para envejecer con salud

El psiquiatra George Vaillant, que se incorporó al estudio como investigador en 1966 y lo dirigió durante unos años, enfatizó el papel de las relaciones personales y su papel crucial en hacer que las personas vivieran vidas largas y satisfactorias.

Según Vaillant, la clave para envejecer con salud es muy simple: relaciones, relaciones y relaciones.

Vaillant escribió un libro titulado “Envejecer bien” en el que resume los seis factores que predecían un envejecimiento saludable.

Estos son ejercicio físico, no abusar del alcohol o del tabaco, tener mecanismos maduros para lidiar con los problemas de la vida, y tener un peso saludable y un matrimonio estable.

El estudio mostró también que el papel de los genes y del árbol genealógico de los pacientes es menos importante para la longevidad que la satisfacción con las relaciones humanas en la mitad de la vida.

Esta satisfacción era mejor predictora de un envejecimiento saludable.

Vaillant hace un resumen de algunos de los resultados más llamativos del estudio:

1 – El alcoholismo tiene un gran poder destructivo

  • Se trató de la primera causa de divorcio entre los participantes.
  • Correlaciona fuertemente con neurosis y depresión.
  • Junto con el tabaco, resultaron ser los mayores contribuyentes a la enfermedad y muerte de los participantes.

2 – El éxito financiero depende la calidez de las relaciones, y por encima de un cierto nivel, no depende de la inteligencia

  • Aquellos que tenían puntuaciones más altas en “relaciones cálidas y cercanas” ganaban una media de 141.000 dólares más al año.
  • No se encontró ninguna diferencia significativa en el nivel de ingresos de participantes con coeficientes intelectuales entre 110 y 115 y aquellos con CIs superiores a 150.

3 – Las ideologías políticas correlacionaron con la intimidad: los más liberales tenían más sexo en la vejez

  • Los más conservadores dejaron de tener relaciones sexuales de media a los 68 años.
  • Los más liberales tenían vidas sexuales activas con 80 años.

4 – La calidad de las relaciones con las madres en la infancia determina el futuro del niño

  • Los participantes con relaciones cálidas y cercanas con sus madres ganaban una media de 87.000 dólares más al año que aquellos cuyas madres no se habían mostrado tan cercanas.
  • Los participantes cuyas relaciones con sus madres habían sido deficitarias y distantes tenían muchas más probabilidades de padecer demencia en la vejez.
  • La satisfacción con la vida informada con 75 años ya no tenía nada que ver con el tipo de relación con sus madres en la infancia.

5 – La calidad de las relaciones de los participantes con sus padres estaba relacionada con:

  • Índices más bajos de ansiedad
  • Más disfrute de las vacaciones
  • Satisfacción incrementada a los 75 años.

Vaillant llegó a la conclusión de que “la calidad de las relaciones a lo largo de la vida tiene el mayor impacto positivo en la satisfacción con la vida”.

En otras palabras, Vaillant lo resume en pocas palabras: el secreto de la felicidad es el amor.

Si te ha gustado el artículo y estás de acuerdo con los resultados del estudio comparte este artículo para que el mayor número de personas posible conozca este secreto!

Acerca de Sergio Cuevas

Hola, soy Sergio Cuevas. «Aprendiz de Ser Humano» En mi blog comparto contigo todo lo que voy aprendiendo por el camino hacia el crecimiento personal y el autoconocimiento.

6 Comments

  1. rigoberto 11 de diciembre de 2017 at 11:50 pm - Reply

    Agradezco por compartir tus conocimientos de ayuda mental, que al leer otros temas de carácter personal mejorará mis acciones personales ante la sociedad.

  2. Sergio Cuevas 12 de diciembre de 2017 at 1:47 pm - Reply

    Me alegro de que te resulte útil ! Un saludo 😉

  3. Carlos 22 de diciembre de 2017 at 5:12 pm - Reply

    Verdaderamente no conocía este estudio y fue todo un descubrimiento saber que se había hecho semejante prueba de campo a tal escala.

    Particularmente coincidero que la felidad màs que una consecuencia a determinados factores externos, como el dinero, la fama o incluso la relaciones sociales. Es una decisión que tomamos día a día.

    Sin lugar a dudas va a haber conflictos, pelear y asunto fuera de nuestro control durante toda nuestra vida. Lo único que determina si somos felices o no es nuestra posición respecto a estas circunstancias.

    Gracias Sergio!!

    Un saludos Carlos

  4. Sergio Cuevas 22 de diciembre de 2017 at 6:59 pm - Reply

    Hola Carlos! Muchas gracias por tu opinión! Que tengas un feliz fin de año y arranques el nuevo con muchas fuerzas! Un abrazo.

  5. Gabriel 22 de diciembre de 2017 at 8:51 pm - Reply

    Hola Sergio! Gracias por compartir este artículo. Estoy totalmente de acuerdo que ni la fama ni el dinero genera una felicidad duradera, sino que momentánea.
    No conocía este estudio, ni tenía idea que se haya realizado durante tanto tiempo como se describe en el artículo. Hoy en día muchas personas corren tras el paradigma de que el dinero y la fama los hará felices.
    Muchos son los que les quitan foco a sus familias y amigos tras el dinero para elevar su propio ego. El tema está en conseguir un equilibrio en todos los aspectos de la vida. No te vale de nada conseguir el dinero, aumentar tu ego y al final de tus día no tener con quién compartirlo.

    Un abrazo
    Felicidades y que este año entrante sea mejor aún que el anterior.

    Gabriel

  6. Sergio Cuevas 30 de diciembre de 2017 at 4:54 pm - Reply

    Muchas gracias por tu comentario Gabriel,

    mucha felicidad para el 2018 y suerte con tu proyecto!

¡Comentar es agradecer! Deja un comentario