El poder de la vulnerabilidad para mejorar tu vida

Sergio Cuevas · 2 comentarios

En nuestra sociedad el poder de la vulnerabilidad no es tan obvio como debería.

Ser vulnerable suena a que pueden hacerte daño y por ello la mayoría de personas no está dispuesta a mostrar ni un ápice de sus debilidades.

Nos enseñan que ser fuertes significa ser opacos y sólidos como una roca. ¿Y si fuese justamente lo contrario?

El poder de la vulnerabilidad

Hace unos meses terminé de leer el libro de El Poder la vulnerabildiad de la norteamericana Brené Brown. Ha pasado un tiempo pero sus ideas todavía resuenan en mi cabeza así que he decidido hablar un poco sobre ella.

Si lo deseas puedes ver el vídeo que tengo sobre este libro en mi canal de Youtube.

¿Qué significa para ti ser fuerte?

La autora resume perfectamente su concepción citando un discurso de Roosevelt:

el poder de la vulnerabilidad

Nada más comenzar su libro la autora deja clara esta concepción radicalmente distinta de la fortaleza, que se va a convertir en la idea principal del libro.

Ser fuerte significa ser vulnerable

Estábamos totalmente equivocados. Ser fuerte no es ser una roca. Para ser una roca no se necesita fuerza.

Además ser una roca te debilita, porque tu solidez impide sentir las buenas vibraciones que emanan otras personas.

Saltar a la arena a luchar, equivocarse, mancharse de arena y de barro. Dejar relucir tus debilidades, fracasar, levantarse y volver a caer. Atreverse. Ser imperfecto. Eso es ser fuerte.

Ser fuerte significa saltar a la piscina incluso cuando le tienes miedo al agua. Te van a llover críticas y elogios. Vas a sufrir y a disfrutar.

Ser fuerte significa aceptar la dualidad de la vida.

No puedes disfrutar de la noche sin el día. Si quieres buenas emociones en tu vida, tienes que aceptar también las malas.

Si deseas alegrías tienes que aceptar las decepciones. Si buscas felicidad en tu vida tienes que abrazar también la tristeza.

Si por el contrario decides ser una roca, posiblemente no te permitas mancharte de barro, pero olvídate también de sentir los buenos rayos del sol.

Como decía Nietzsche, una vida plena requiere abrazar las dificultades en vez huir de ellas. Lo ponía con su característico tono dramático en esta frase:

A los seres humanos que me importan en algún grado les deseo sufrimiento, desolación, enfermedad, maltrato e indignidades. […] No me dan lástima, porque les deseo la única cosa que puede demostrar hoy en día si uno merece o no la pena, la capacidad de resistir.

Los beneficios psicológicos de la vulnerabilidad

René Brown ha dedicado los últimos años de su carrera a estudiar el poder de la vulnerabilidad y emociones como la vergüenza.

Ser vulnerable significa abrir las puertas de tu alma para que otros puedan ver lo que hay en el interior. No estamos hablando de dejar que nos hagan daño a propósito, no me malinterpretes.

Ser vulnerable es el camino más directo para conectar con otras personas. En culturas como la norteamericana está grabado a fuego el concepto de fortaleza como “ser una roca”.

Por esta razón muchas personas pese a estar rodeados de gente se sienten inmensamente solas.

No son capaces de conectar con otras personas emocionalmente porque sus creencias les impiden abrir las puertas de su ser a los demás.

Seres imperfectos

La autora aboga por ser imperfectos, humanos, y dejar a un lado el postureo tan presente en nuestra sociedad. Ser auténtico implica ser falible.

En su libro René se centra en defender el poder de la vulnerabilidad y de cómo mejora todo tipo de relaciones personales, profesionales y familiares.

Si quieres una visión mucho más amplia y profunda sobre el tema te recomiendo que leas el libro de Brené.

Para terminar te repito las últimas palabras de Roosevelt que resumen en mi opinión la esencia de la vulnerabilidad:

El que fracasa, fracasa al menos habiéndose atrevido en grande, de modo que nunca ocupará el lugar reservado a esas almas frías y tímidas que ignoran tanto la victoria como la derrota.

Acerca de Sergio Cuevas

Hola, soy Sergio Cuevas. «Aprendiz de Ser Humano» En mi blog comparto contigo todo lo que voy aprendiendo por el camino hacia el crecimiento personal y el autoconocimiento.

2 Comments

  1. Carlos 11 de septiembre de 2017 at 5:50 pm - Reply

    Nunca he oído hablar de el poder de la vulnerabilidad!!

    Coincido plenamente de que no estamos acostumbrados a mostrarnos vulnerables, todo lo contrario vivimos en una pose constante. Fingiendo ser exitosos y mostrándonos perfectos.

    Un Abrazo
    Carlos

    • Sergio Cuevas 11 de septiembre de 2017 at 10:22 pm - Reply

      La verdad es que tienes razón. Una pose que hace creer a mucha gente que son diferentes, que están por encima del resto de los mortales. Pero hasta el Papa es humano debajo de todos esos paños lujosos.

¡Comentar es agradecer! Deja un comentario