Las 3 partes del Amor Perfecto según la ciencia

_____
Sergio Cuevas · 0 comentarios
El amor ha protagonizado ríos de tinta desde que la historia es historia. Hoy te traigo la teoría de la 3 partes del amor perfecto del profesor de psicología de la Universidad de Yale, Robert Jeffrey Sternberg.

Como sabes el amor puede tomar infinitas formas. En la cultura popular se habla de enamoramiento, de romanticismo, de amor platónico, de amor de madre, amor entre hermanos…

En este artículo nos centramos en el amor romántico o de pareja. En concreto quiero compartir contigo la clasificación que hace el psicólogo Robert J. Stenberg.

Esta propuesta es una de las más extendidas y aceptadas en el panorama científico.

Los tres componentes del amor perfecto

Según la teoría de Sternberg, existen tres elementos o piezas que forman el puzle de un amor perfecto o “consumado”.

Si falta alguna de las partes, el amor se torna en algo diferente. Para que exista el amor perfecto, deben estar presentes las tres.

¿Cuáles son?

1. Intimidad

La intimidad se produce cuando dos personas entran a formar parte de una misma burbuja.

Cuando ambas confían lo suficiente en la otra persona como para abrir las puertas de su alma y dejar que la otra persona vea lo que hay dentro.

Intimidad es permitirte mostrar tu esencia con otra persona, con tus virtudes y defectos.

Son aquellos sentimientos que dan lugar a la calidez en una relación de amor.

Es todo aquello que refuerza el vínculo y la conexión entre los miembros de la pareja.

2. Pasión

La pasión es la fuerza que lleva al romance, la atracción física, a las relaciones sexuales y a todos los fenómenos relacionados.

La pasión incluye en su ámbito a las fuerzas motivacionales y todas las formas de activación y excitación que conducen a experimentar pasión en una relación de pareja.

3. Compromiso

El compromiso se refiere, a corto plazo, a la decisión de amar a otra persona, y a largo plazo al compromiso de mantener ese amor.

En este caso, la decisión de amar a corto plazo no implica necesariamente que se pretenda mantener el amor a largo plazo.

De igual manera una persona puede estar comprometida con una relación sin reconocer que ama a la otra persona.

Es interesante que el poder que esta teoría le otorga a la decisión y al compromiso de mantener el amor.

Es decir, el amor es algo que debe ser cuidado de forma activa, con esfuerzo y dedicación, y no algo que aparece y desaparece de forma mágica.

Los 6 tipos de amor incompletos

Como hemos dicho antes, la ausencia de uno o varios componentes da lugar a seis tipos de amor.

Además como es lógico, si no existe ninguno de los tres componentes, no existe el amor.

1. Cariño

Solo Intimidad. Algunos autores no lo consideran como un tipo de amor y lo encajan en el ámbito de la amistad.

Se crea un vínculo de verdadera cercanía con la otra persona, pero no existe pasión ni compromiso a largo plazo.

2. Amor romántico

Intimidad + Pasión. Se produce cuando las personas se atraen tanto emocional como físicamente, pero ese sentimiento de unión y conexión no va acompañado de compromiso.

3. Encaprichamiento

Solo Pasión. También llamado “amor obsesivo” o “enamoramiento”. Algunos autores lo definen como “un estado de intenso anhelo por la unión con otro”.

4. Amor fatuo

Pasión + Compromiso. Se trata de una relación en la que no ha pasado aún el tiempo suficiente para que se desarrolle la intimidad, aunque sí se ha creado ya un compromiso.

5. Amor sociable

Intimidad + Compromiso. También llamado por algunos autores “amor verdadero” o “amor conyugal”. Es una emoción menos intensa. Combina sentimientos de profundo cariño, compromiso e intimidad.

Se ha definido como “el afecto y ternura que nosotros sentimos por aquellos con quienes vivimos”.

6. Amor vacío

Solo compromiso. Se trata de una relación superficial carente de pasión e intimidad.

El triángulo del amor

Los tres componentes del amor que hemos visto interactúan además entre ellos.

Una mayor intimidad por ejemplo puede llevar a que aumente la pasión o el compromiso.

Así como un mayor compromiso puede llevar a que aumente la intimidad, o menos probable, a que aumente la pasión.

Aunque los tres componentes son partes importantes en toda relación, su importancia puede variar de una relación a otra, o con el paso del tiempo en una misma relación.

Obviamente en una relación influyen muchos más factores, pero tener en cuenta estos tres pilares puede ayudarnos a trabajar por tener relaciones más equilibradas.

Por | 2017-06-12T12:06:42+00:00 12 de Junio de 2017|Amor, Psicología|Sin comentarios

Deja un comentario

Acerca de Sergio Cuevas

Hola, soy Sergio Cuevas. En este blog comparto contigo todo lo que voy aprendiendo sobre crecimiento personal y toma de conciencia. Espero poder serte útil en algún sentido.